Si bien en la educación artística conviven una gran variedad de estrategias de enseñanza, bajo nuestro criterio podríamos defender que el uso de los e-textiles ya se vislumbra como otra novedosa estrategia que nos permitiría vincular el arte tecnológico y el tradicional. De hecho, para defender esta hipótesis, vendríamos mostrando algunos ejemplos en donde las prácticas de los e-textiles se vinculan con disciplinas de la creación artística, con el objetivo de fomentar nuevas estéticas y formas de expresión plástica y  visual. Una situación que, bajo nuestro criterio, estaría permitiendo la aparición de una fructífera investigación interdisciplinar. Así por ejemplo, áreas emergentes de estudio que nos permitirán reflexionar sobre el uso de los e-textiles, nuevos materiales y  herramientas digitales en el proceso de la creación artística actual.

Bajo este contexto, la autora de este trabajo, como parte de su investigación artística, llevaría un tiempo explorando nuevas técnicas y procesos creativos DIY en el uso de los e-textiles aplicados a las artes visuales. Para ello, entre 2010 y 2017, habría diseñado e impartido una serie de talleres que tendrán como objetivo iniciar a un público no especializado en el área multidisplinar de los e-textiles. Influenciada por la cultura maker y las teorías del teórico Mihaly Csikszentmihaly  estos talleres, se habrían pensado inicialmente, para estimular la creatividad, la creación y la innovación de los participantes. Asimismo, con el objetivo de idear y desarrollar una serie de actividades que pudieran favorecer no sólo el aprendizaje tecnológico sino también la apreciación estética, artística o visual.  En todo caso, una novedosa forma de acercarse al aprendizaje de la programación y la electrónica, y también a la pintura o la costura, que habría sido posible gracias a la reciente apertura que se ha producido en el área de los e-textiles. Es importante indicar, que para el diseño de estos talleres, se habría tomado como modelo de referencia el trabajo de otros educadores o artistas que ya antes habrían aproximado el taller como metodología de investigación como Scrapyard Challenge workshops, Scrapyard Challenge and Soft Circuit workshops, High-Low Tech workshops or Kit-of-Not-Parts workshops, entre otros.

En total desde el año 2010, la autora de este estudio llevaría impartidos más de 50 talleres prácticos en contextos mayoritariamente ajenos a la producción académica entre los Estados Unidos Europa y Asia. En relación a los resultados obtenidos, una de las observaciones más comunes ha sido advertir que la realización de técnicas y procesos creativos DIY vinculados al área de los e-textiles estaría favoreciendo la creación de novedosas formas de producción artística aptas para todo tipo de personas. Igualmente, cómo esta área de estudio emergente, estaría ofreciendo, grandes e interesantes oportunidades para la exploración y desarrollo de nuevas prácticas educativas en las que, el arte y el diseño, se integran dentro de disciplinas científicas y tecnológicas.

En esta investigación, en relación a la participación y el perfil de los asistentes, se ha observado un especial interés por parte de una generación de creativos, por querer conocer nuevos materiales tecnológicos, y también por aprender programación y electrónica. Una situación, que destacamos especialmente en esta Tesis Doctoral, tras apreciar en estos talleres, una alta participación de docentes y estudiantes con formación en los diferentes ámbitos académico de las Bellas Artes. Algunos de estos participantes habrían mostrado su interés por querer iniciarse en al ámbito de los e-textiles, pues esto le permitiría vincular distintas disciplinas de la creación artística, tanto las tradicionales como las más actuales. Otros, estarían más interesados en querer conocer las nuevas salidas profesionales que el área multidisplinar de los e-textiles ofrece. También es importante mencionar que algunos participantes habrían transmitido su interés queriendo incorporar estos nuevos materiales y técnicas a disciplinas con las que actualmente ya estarían trabajando, sugiriendo algunos la serigrafía o el grabado. De hecho, un alto número de docentes habría mostrado su interés por querer aprender estos procesos creativos DIY con la intención de incorporar este conocimiento en su actual currículo académico.

Como consecuencia, estos resultados le habrían permitido a la autora de este estudio, vislumbrar y defender la incorporación del área multidisplinar de los e-textiles como una posible parte del proceso de integración de la tecnología en las Bellas Artes. Una situación que, a nuestro parecer, sería muy beneficiosa para por ejemplo poder iniciar a toda una generación de perfiles creativos, a  la programación y a electrónica DIY . Particularmente, con el objetivo de impulsar y fomentar el desarrollo de su capacidad artística y de innovación, experimentando con electrónica y nuevos materiales tecnológicos. Para defender estas afirmaciones, a continuación describiremos las observaciones específicas obtenidas en algunos de estos talleres.

Para consultar la lista completa de talleres, documentación fotográfica e información más detallada véase:

.